Poemas de perdón de Jorge Luis Borges

Listados a continuación


Despedida
Entre mi amor y yo han de levantarsetrescientas noches como trescientas paredesy el mar será una magia entre nosotros.No habrá sino recuerdos.Oh ...

1964
IYa no es mágico el mundo. Te han dejado.Ya no compartirás la clara lunani los lentos jardines. Ya no hay unaluna que no sea espejo del pasado,cristal ...

Ausencia
Habré de levantar la vasta vidaque aún ahora es tu espejo:cada mañana habré de reconstruirla.Desde que te alejaste,cuántos ...

Un Ciego
No sé cuál es la cara que me miracuando miro la cara del espejo;no sé qué anciano acecha en su reflejocon silenciosa y ya cansada ...

El Enamorado
Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,lámparas y la línea de Durero,las nueve cifras y el cambiante cero,debo fingir que existen esas cosas.Debo ...

Al Triste
Ahí está lo que fue: la terca espadadel sajón y su métrica de hierro,los mares y las islas del destierrodel hijo de Laertes, ...

El Sueño
Si el sueño fuera (como dicen) unatregua, un puro reposo de la mente,¿por qué, si te despiertan bruscamente,sientes que te han robado ...

Instantes
(autor: Don Herold, adaptación: Borges)Si pudiera vivir nuevamente mi vida,en la próxima trataría de cometer más errores.No ...

Antelación del Amor
Ni la intimidad de tu frente clara como una fiestani la privanza de tu cuerpo, aún misterioso y tácito y de niña,ni la sucesión ...

El Amenazado
Es el amor. Tendré que cultarme o que huir.Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz.La hermosa máscara ha cambiado, ...

Alguien
Un hombre trabajado por el tiempo,un hombre que ni siquiera espera la muerte(las pruebas de la muerte son estadísticasy nadie hay que no corra el ...

Milonga de Dos Hermanos
Traiga cuentos la guitarrade cuando el fierro brillaba,cuentos de truco y de taba,de cuadreras y de copas,cuentos de la Costa Bravay el Camino de las Tropas.Venga ...

Sábados
Afuera hay un ocaso, alhaja oscuraengastada en el tiempo,y una honda ciudad ciegade hombres que no te vieron.La tarde calla o canta.Alguien descrucifica ...

Los Espejos
Yo que sentí el horror de los espejosno sólo ante el cristal impenetrabledonde acaba y empieza, inhabitable,un imposible espacio de reflejossino ...

Montevideo
Resbalo por tu tarde como el cansancio por la piedad de un declive.La noche nueva es como un ala sobre tus azoteas.Eres el Buenos Aires que tuvimos, el ...

A Un Gato
No son más silenciosos los espejosni más furtiva el alba aventurera;eres, bajo la luna, esa panteraque nos es dado divisar de lejos.Por obra ...

España
Más allá de los símbolos,más allá de la pompa y la ceniza de los aniversarios,más allá de la aberración ...

Argumentum ornithologicum
Cierro los ojos y veo una bandada de pájaros. La visión dura un segundo o acaso menos; no se cuantos pájaros vi. Era definido o indefinido su número? ...

El Reloj de Arena
Está bien que se mida con la duraSombra que una columna en el estíoArroja o con el agua de aquel ríoEn que Heráclito vio nuestra ...

Fundación Mítica de Buenos Aires
¿Y fue por este río de sueñera y de barroque las proas vinieron a fundarme la patria?Irían a los tumbos los barquitos pintadosentre ...

La Moneda de Hierro
Aquí está la moneda de hierro. Interroguemoslas dos contrarias caras que serán la respuestade la terca demanda que nadie no se ha ...

Poema de la Cantidad
Pienso en el parco cielo puritanode solitarias y perdidas lucesque Emerson miraría tantas nochesdesde la nieve y el rigor de Concord.Aquí ...

Los Justos
Un hombre que cultiva un jardín, como quería Voltaire.El que agradece que en la tierra haya música.El que descubre con placer una ...

Los Borges
Nada o muy poco sé de mis mayoresportugueses, los Borges: vaga genteque prosigue en mi carne, oscuramente,sus hábitos, rigores y temores.Tenues ...

Arte Poética
Mirar el río hecho de tiempo y aguay recordar que el tiempo es otro río,saber que nos perdemos como el ríoy que los rostros pasan ...

El Remordimiento
He cometido el peor de los pecadosque un hombre puede cometer. No he sidofeliz. Que los glaciares del olvidome arrastren y me pierdan, despiadados.Mis ...

H.o.
En cierta calle hay cierta firme puertacon su timbre y su número precisoy un sabor a perdido paraíso,que en los atardeceres no está ...

La Llave en Salónica
Abarbanel, Farías o Pinedo,arrojados de España por impíapersecución, conservan todavíala llave de una casa de Toledo.Libres ...

Las Causas
Los ponientes y las generaciones.Los días y ninguno fue el primero.La frescura del agua en la gargantade Adán. El ordenado Paraíso.El ...

Amorosa anticipación
Ni la intimidad de tu frente clara como una fiesta ni la costumbre de tu cuerpo, aún misterioso y tácito y de niña, ni la sucesión de tu vida asumiendo ...

Ajedrez
IEn su grave rincón, los jugadoresrigen las lentas piezas. El tablerolos demora hasta el alba en su severoámbito en que se odian dos colores.Adentro ...

A Un Poeta Menor de la Antología
¿Dónde está la memoria de los díasque fueron tuyos en la tierra, y tejierondicha y dolor y fueron para ti el universo?El río ...

La Prueba
Del otro lado de la puerta un hombredeja caer su corrupción. En vanoelevará esta noche una plegariaa su curioso dios, que es tres, dos, uno,y ...

Poema de los Dones
Nadie rebaje a lágrima o reprocheesta declaración de la maestríade Dios, que con magnífica ironíame dio a la vez los ...

Afterglow
Siempre es conmovedor el ocaso por indigente o charro que sea, pero más conmovedor todavía es aquel brillo desesperado y final que herrumbra la llanura cuando ...

De que nada se sabe
La luna ignora que es tranquila y clara y ni siquiera sabe que es la luna; la arena, que es la arena. No habrá una cosa que sepa que su forma es rara. Las ...

El Cómplice
Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos.Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta.Me engañan y yo debo ser la mentira.Me incendian y yo ...

Elogio de la Sombra
La vejez (tal es el nombre que los otros le dan)puede ser el tiempo de nuestra dicha.El animal ha muerto o casi ha muerto.Quedan el hombre y su alma.Vivo ...

Lectores
De aquel hidalgo de cetrina y secatez y de heroico afán se conjeturaque, en víspera perpetua de aventura,no salió nunca de su biblioteca.La ...

Lo Perdido
¿Dónde estará mi vida, la que pudohaber sido y no fue, la venturosao la de triste horror, esa otra cosaque pudo ser la espada o el ...

Alhambra
Grata la voz del aguaa quien abrumaron negras arenas,grato a la mano cóncavael mármol circular de la columna,gratos los finos laberintos ...

El Bisonte
Montañoso, abrumado, indescifrable,rojo como la brasa que se apaga,anda fornido y lento por la vagasoledad de su páramo incansable.El armado ...

El Hacedor
Somos el río que invocaste, Heráclito.Somos el tiempo. Su intangible cursoacarrea leones y montañas,llorado amor, ceniza del deleite,insidiosa ...

Soy
Soy el que sabe que no es menos vanoque el vano observador que en el espejode silencio y cristal sigue el reflejoo el cuerpo (da lo mismo) del hermano.Soy, ...

La Lluvia
Bruscamente la tarde se ha aclaradoPorque ya cae la lluvia minuciosa.Cae o cayó. La lluvia es una cosaQue sin duda sucede en el pasado.Quien la ...

Soneto del Vino
¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosaconjunción de los astros, en qué secreto díaque el mármol ...

1964
IYa no es mágico el mundo. Te han dejado.Ya no compartirás la clara lunani los lentos jardines. Ya no hay unaluna que no sea espejo del pasado,cristal ...

Antelación del Amor
Ni la intimidad de tu frente clara como una fiestani la privanza de tu cuerpo, aún misterioso y tácito y de niña,ni la sucesión ...

A Un Poeta Sajón
Tú cuya carne, hoy dispersión y polvo,pesó como la nuestra sobre la tierra,tú cuyos ojos vieron el sol, esa famosa estrella,tú ...

Barrio Recuperado
Nadie vio la hermosura de las calleshasta que pavoroso en clamorse derrumbó el cielo verdosoen abatimiento de agua y de sombra.El temporal fue unánimey ...

Barrio Recuperado
Nadie vio la hermosura de las calleshasta que pavoroso en clamorse derrumbó el cielo verdosoen abatimiento de agua y de sombra.El temporal fue unánimey ...

Barrio Recuperado
Nadie vio la hermosura de las calleshasta que pavoroso en clamorse derrumbó el cielo verdosoen abatimiento de agua y de sombra.El temporal fue unánimey ...

Barrio Recuperado
Nadie vio la hermosura de las calleshasta que pavoroso en clamorse derrumbó el cielo verdosoen abatimiento de agua y de sombra.El temporal fue unánimey ...

Despedida
Entre mi amor y yo han de levantarsetrescientas noches como trescientas paredesy el mar será una magia entre nosotros.No habrá sino recuerdos.Oh ...

El Enamorado
Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,lámparas y la línea de Durero,las nueve cifras y el cambiante cero,debo fingir que existen esas cosas.Debo ...

Elogio de la Sombra
La vejez (tal es el nombre que los otros le dan)puede ser el tiempo de nuestra dicha.El animal ha muerto o casi ha muerto.Quedan el hombre y su alma.Vivo ...

El Reloj de Arena
Está bien que se mida con la duraSombra que una columna en el estíoArroja o con el agua de aquel ríoEn que Heráclito vio nuestra ...

Inscripción en Cualquier Sepulcro
No arriesgue el mármol temerariogárrulas transgresiones al todopoder del olvido,enumerando con prolijidadel nombre, la opinión, los ...

Instantes
(autor: Don Herold, adaptación: Borges)Si pudiera vivir nuevamente mi vida,en la próxima trataría de cometer más errores.No ...

La Busca
Al término de tres generacionesvuelvo a los campos de los Acevedo,que fueron mis mayores. Vagamentelos he buscado en esta vieja casablanca y rectangular, ...

La Moneda de Hierro
Aquí está la moneda de hierro. Interroguemoslas dos contrarias caras que serán la respuestade la terca demanda que nadie no se ha ...

Lectores
De aquel hidalgo de cetrina y secatez y de heroico afán se conjeturaque, en víspera perpetua de aventura,no salió nunca de su biblioteca.La ...

Lo Perdido
¿Dónde estará mi vida, la que pudohaber sido y no fue, la venturosao la de triste horror, esa otra cosaque pudo ser la espada o el ...

Los Borges
Nada o muy poco sé de mis mayoresportugueses, los Borges: vaga genteque prosigue en mi carne, oscuramente,sus hábitos, rigores y temores.Tenues ...

Los Borges
Nada o muy poco sé de mis mayoresportugueses, los Borges: vaga genteque prosigue en mi carne, oscuramente,sus hábitos, rigores y temores.Tenues ...

Los Espejos
Yo que sentí el horror de los espejosno sólo ante el cristal impenetrabledonde acaba y empieza, inhabitable,un imposible espacio de reflejossino ...

Los Espejos
Yo que sentí el horror de los espejosno sólo ante el cristal impenetrabledonde acaba y empieza, inhabitable,un imposible espacio de reflejossino ...

Los Espejos
Yo que sentí el horror de los espejosno sólo ante el cristal impenetrabledonde acaba y empieza, inhabitable,un imposible espacio de reflejossino ...

Amorosa anticipación
Ni la intimidad de tu frente clara como una fiesta ni la costumbre de tu cuerpo, aún misterioso y tácito y de niña, ni la sucesión de tu vida asumiendo ...