A Don Cristóbal de Mora

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Árbol de cuyos ramos fortunados
Las nobles moras son quinas reales,
Teñidas en la sangre de leales
Capitanes, no amantes desdichados;

En los campos del Tajo más dorados
Y que más privilegian sus cristales,
A par de las sublimes palmas sales,
Y más que los laureles levantados.

Gusano, de tus hojas me alimentes,
Pajarilla, sosténganme tus ramas,
Y ampáreme tu sombra, peregrino.

Hilaré tu memoria entre las gentes,
Cantaré enmudeciendo ajenas famas,
Y votaré a tu templo mi camino.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

4 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas tristes (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: