A Lupercio Leonardo

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


66

Pasé la mar cuando creyó mi engaño
que en él mi antiguo fuego se templara,
mudé mi natural, porque mudara
naturaleza el uso, y curso el daño.

En otro cielo, en otro reino extraño,
mis trabajos se vieron en mi cara,
hallando, aunque otra tanta edad pasara,
incierto el bien, y cierto el desengaño.

El mismo amor me abrasa y atormenta,
y de razón y libertad me priva.
¿Por qué os quejáis del alma que le cuenta?

¿Qué no escriba decís, o que no viva?
Haced vos con mi amor que yo no sienta,
que yo haré con mi pluma que no escriba.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

5 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: