Abuela

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


En una luz verdosa, entre olores verdosos,
en un vestido negro como papel quemado,
la abuela se refleja desde la mecedora,
al fondo del espejo.
Allí sentada no se hamaca. Cruje.
Se le evaporan casamiento y casas,
ocasiones de cuita, los narrados,
secos jirones que de a poco dieron
gusto a sangre en la boca a la familia:
las guerras y los muertos pequeñitos,
y los que luego luto le vistieron.
Y también el amor, si acaso hubo,
la aridez de los años, la gota de molicie
que murió inútil en su piel reseca.
Todo tal la merienda sorbida tarde a tarde,
de inmediato olvidada.
Fue inmune a la viruela.
Ignoró la codicia.
No vio la conyugal Sicilia
ni muchas calles de Montevideo.
Durante décadas le bastó una amiga
y los recuerdos de un Rosario mínimo.
Sólo insistía en recordar el nombre
en italiano del durazno.
Como el sabor, se le olvidaba.
Sé que sobre sus faldas tibias,
tibia dormía otra Verdad secreta
que acunó su quietud.
La luz bajo cortinas de filé melancólico,
por años la enfrenté desde otra mecedora,
sin lograr alcanzarla.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

13 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 12 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: