Al pie de la diosa blanca

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Es cierto que te he traicionado.
Por años te pospuse con argumentos vanos.
¡Cómo desatendí tus llamados!
Quise taparme los oídos con la dorada
cera de las abejas, pero
no era de sirenas tu canto.
Hasta en sueños me perseguías
e hiciste yunque de mi pobre cabeza
y yo, necia, me negaba a obedecerte.
Pero prevaleciste, oh Diosa, sobre mí
y sobre la voluntad de quienes quisieron
encadenarme en el antiquísimo rol.
Tampoco puede decirse que fui cobarde
porque de algún modo supe resistir.
Te filtrabas, aliento que hinchó el alma.
He sobrevivido al menos, Diosa, y te hablo,
vencedora: soy tuya para siempre.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

14 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de amor (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de perdón (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas tristes (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: