Arte Poética

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Que el verso sea como una llave
que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
cuanto miren los ojos creado sea,
y el alma del oyente quede temblando.

Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
el adjetivo, cuando no da vida, mata.

Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
como recuerdo, en los museos;
mas no por eso tenemos menos fuerza:
el vigor verdadero
reside en la cabeza.

Por qué cantáis la rosa, ¡oh poetas!
hacedla florecer en el poema.

Sólo para nosotros
viven todas las cosas bajo el sol.

El poeta es un pequeño Dios.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

19 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 11 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: