Ausente

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Este sol va dorando lentamente mi alcoba,
que es un raro navío que ha perdido su rumbo;
de tristeza se duelen abatidos velámenes
porque la brisa esconde su ráfaga inocente.

Esta tarde se incendia lentamente mi alcoba
con los últimos dardos de algún sol que consigue
alejar más errantes por el cielo mis sueños.

Ya no existe horizonte, ni los puertos esperan
la barcaza lentísima de mi vida sin brillo.
Han de ser para otros esas cajas de música,
esas voces, la dicha, el amor, las tabernas,
que ahora sólo me ocupa esta inerte añagaza,
y perderse declaran mis divisas sin tregua.

Otro tiempo, otros versos, otro azul, otras manos
me ha negado el presente y el futuro me niega,
soy ajeno y mis labios ya olvidaron su lumbre:

Esta tarde no es cierto que estoy vivo en el mundo.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

7 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 4 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: