Canción del Manso Pastorzuelo

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Ella alzaba el martillo
y lo dejaba caer una vez y otra vez sobre mi frente
luego abría las piernas
y yo volvía a entrar en un mundo cercano a la esperanza.
Decía las manzanas la luz el precipicio
y dejaba mi cuerpo enlodarse en la pendiente.
Mentira tras mentira
levantamos la casa y acunamos al hijo
soñamos un futuro que supimos incierto.
Yo cortaba la leña
y encendía la hoguera que me consumiría
yo le decía amor
y esperaba anhelante la primera patada
o el beso más certero.
Oteaba la llanura desde lo alto
veía con envidia a las ovejas descarriarse
y regresaba manso al calor de su falda.
Lloré todas las noches
un llanto recalentado y torpe
y así la vi partir
sin voltearse a mirar el humo de la choza.



Califica este poema:

Valoracion: 1/5 promedio

6 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 15 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: