Casida de la Tentadora

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Todos te desean pero ninguno te ama.
Nadie puede quererte, serpiente,
porque no tienes amor,
porque estás seca como la paja seca
y no das fruto.
Tienes el alma como la piel de los viejos.
Resígnate. No puedes hacer más
sino encender las manos de los hombres
y seducirlos con las promesas de tu cuerpo.
Alégrate. En esa profesión del deseo
nadie como tú para simular inocencia
y para hechizar con tus ojos inmensos.



Califica este poema:

Valoracion: 4/5 promedio

44 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 6 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 6 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 9 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: