Cien Sonetos de Amor - Soneto LXXII

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Soneto LXXII

Amor mío, el invierno regresa a sus cuarteles,
establece la tierra sus dones amarillos
y pasamos la mano sobre un país remoto,
sobre la cabellera de la geografía.

Irnos! Hoy! Adelante, ruedas, naves, campanas,
aviones acerados por el diurno infinito
hacia el olor nupcial del archipiélago,
por longitudinales harinas de usufructo!

Vamos, levántate, y endiadémate y sube
y baja y corre y trina con el aire y conmigo
vámonos a los trenes de Arabia o Tocopilla,

sin más que trasmigrar hacia el polen lejano,
a pueblos lancinantes de harapos y gardenias
gobernados por pobres monarcas sin zapatos.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

16 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 15 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: