Cien Sonetos de Amor - Soneto LXXXIX

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Soneto LXXXIX

Cuando yo muera quiero tus manos en mis ojos:
quiero la luz y el trigo de tus manos amadas
pasar una vez más sobre mí su frescura:
sentir la suavidad que cambió mi destino.

Quiero que vivas mientras yo, dormido, te espero,
quiero que tus oídos sigan oyendo el viento,
que huelas el aroma del mar que amamos juntos
y que sigas pisando la arena que pisamos.

Quiero que lo que amo siga vivo
y a ti te amé y canté sobre todas las cosas,
por eso sigue tú floreciendo, florida,

para que alcances todo lo que mi amor te ordena,
para que se pasee mi sombra por tu pelo,
para que así conozcan la razón de mi canto.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

20 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas tristes (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 12 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: