Con Ojos de Niña

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Señor, siempre te veo con los ojos de niña:
primero en el pesebre, aureolado de ovejas;
en lo alto, la estrella, que sus reflejos guiña
sobre el burro y el buey al mover las orejas.

Hombre, vas por montaña, y por valle y campiña,
curando enfermos graves que bordan las callejas,
la triste multitud que al oírte se apiña,
y encima de las aguas caminando te alejas.

Al final, te imagino, arriba, entre las nubes,
centro de los arcángeles con extendidas alas;
en macizo de flores ?azucenas y calas?
se abren las estrellas, por donde al Cielo subes.
Aunque me ves en casa, jugando sobre el piso
y sonriendo desciendes hacia mí, de improviso.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

14 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 18 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 16 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: