En dos prisiones estó
que me atormentan aquí:
la una me tiene a mí,
y a la otra la tengo yo.

Y aunque de la una pueda,
que me tiene, libertarme,
de la otra que me queda
jamás espero soltarme.
Ya no espero, triste, no,
verme libre cual nací,
que aunque me suelten a mí,
no puedo soltarme yo.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

6 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 9 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 9 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 7 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 8 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: