Cuando Estuve en El Mar Era Marino...

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Cuando estuve en el mar era marino
este dolor sin prisas.
Dame ahora tu boca:
me la quiero comer con tu sonrisa.

Cuando estuve en el cielo era celeste
este dolor urgente.
Dame ahora tu alma:
quiero clavarle el diente.

No me des nada, amor, no me des nada:
yo te tomo en el viento,
te tomo del arroyo de la sombra,
del giro de la luz y del silencio,

de la piel de las cosas
y de la sangre con que subo al tiempo.
Tú eres un surtidor aunque no quieras
y yo soy el sediento.

No me hables, si quieres, no me toques,
no me conozcas más, yo ya no existo.
Yo soy sólo la vida que te acosa
y tú eres la muerte que resisto.



Califica este poema:

Valoracion: 4/5 promedio

39 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 12 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: