Divagaciones

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Mis ojos espantos han visto,
tal ha sido mi triste suerte;
cual la de mi Señor Jesucristo,
mi alma está triste hasta la muerte.

Hombre malvado y hombre listo
en mi enemigo se convierte;
cual la de mi Señor Jesucristo,
mi alma está triste hasta la muerte.

Desde que soy, desde que existo,
mi pobre alma armonías vierte.
Cual la de mi Señor Jesucristo,
mi alma está triste hasta la muerte.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

18 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas tristes (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 6 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: