Es que yo era la luna

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Es que yo era la luna
y es que tú eras el sol.
Cuando resplandecías
blanca brillaba yo.
Me miraban diciendo:
'¡qué dulce resplandor!'
y bajo mis destellos
de clara respiración
se amaban los amantes
con más ardiente amor.

Es que yo era la luna
y es que tú eras el sol.
Las gentes lo ignoraban
y lo ignoraba yo.
¡Yo creía que mío
era todo el fulgor!
Pero un día en el cielo
el sol apagó Dios.
No brilló más la luna
ni nunca más bañó
rostros de amantes pálidos
con pálido fulgor.
Como apagada escoria
en las nubes quedó
y supo ¡oh desencanto!
que no era un resplandor,
sino un reflejo pálido
que le mandaba el sol.

Tú eras el sol, mi vida,
y la luna era yo.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

14 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 6 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 6 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 6 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 5 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: