La Flor del Aire

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Yo la encontré por mi destino,
de pie a mitad de la pradera,
gobernadora del que pase,
del que le hable y que la vea.

Y ella me dijo: "Sube al monte.
Yo nunca dejo la pradera,
y me cortas las flores blancas
como nieves, duras y tiernas."

Me subí a la ácida montaña,
busqué las flores donde albean,
entre las rocas existiendo
medio dormidas y despiertas.

Cuando bajé, con carga mía,
la hallé a mitad de la pradera,
y fui cubriéndola frenética,
con un torrente de azucenas.

Y sin mirarse la blancura,
ella me dijo: "Tú acarrea
ahora sólo flores rojas.
Yo no puedo pasar la pradera."

Trepe las penas con el venado,
y busqué flores de demencia,
las que rojean y parecen
que de rojez vivan y mueran.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

31 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 25 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 23 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 24 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 26 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 23 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 25 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 24 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 24 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 23 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 23 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 23 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 24 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: