La grulla

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Viajera que hacia el polo marcó su travesía,
la grulla migratoria revuela entre el celaje;
y en pos de la bandada, que la olvidó en el viaje,
aflige con sus remos la inmensidad sombría.

Sin rumbo, ya cansada, prolonga todavía
sus gritos melancólicos en el hostil paisaje;
y luego, por las ráfagas vencido su plumaje,
desciende a las llanuras donde se apaga el día.

Huérfana, sobre el cámbulo florido de la vega,
se arropa con el ala mientras la noche llega.
Y cuando huyendo al triste murmurio de las hojas

de nuevo cruza el éter azul del horizonte,
tiembla ante el sol, que, trágico, desde la sien del monte,
extiende, como un águila, sus grandes alas rojas.




Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

8 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: