Las piedras

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Hermana, eras lo mismo que un árbol muy pequeño,

un árbol al que el viento depositó en la arena;

llegó una ola de agua, llegó una ola de pena

y me quedé mirando tu mirada y tu sueño.



O bien, yo estaba solo, solo como otras veces

frente al mar, y llegaste ante mí, silenciosa;

te sonreí despacio por darte alguna cosa:

yo ya no podía darte los panes y los peces.



A veces veo que lloras, que tu pasado suena,

a veces yo quisiera llorarte mi pasado,

mirándonos al fondo quisiéramos llorar.



Mirándonos al fondo del tiempo, de la pena,

se pasará el futuro, y cuando haya pasado,

hermana mía, iremos, mirándonos, al mar.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

10 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas tristes (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: