Manos pintando en una cueva

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Pasas las horas mirándote las manos.
En esta oscuridad tus manos son el fuego y las antorchas.

Hay un presentimiento que roza las paredes de tu alma.

Tus manos se parecen a árboles desnudos,
a rutas que se pierden en los sueños.

Cuando abres las manos es como si mostrases un tesoro.

Muy temprano recogiste la sangre
y su olor a impaciencia se vierte por la cueva.

Es extraña la sangre.
Son extrañas las manos.

Frenéticamente mojas tus manos en la sangre una y mil veces.
Frenéticamente imprimes tus manos una y mil veces
en el duro silencio de la piedra.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

5 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 8 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas tristes (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: