Mis Poetas

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


El primero es Gonzalo de Berceo llamado,
Gonzalo de Berceo, poeta y peregrino,
que yendo en romería acaeció en un prado,
y a quien los sabios pintan copiando un pergamino.

Trovó a Santo Domingo, trovó a Santa María,
y a San Millán, y a San Lorenzo y Santa Oria,
y dijo: Mi dictado non es de juglaría;
escrito lo tenemos; es verdadera historia.

Su verso es dulce y grave; monótonas hileras
de chopos invernales en donde nada brilla;
renglones como surcos en pardas sementeras,
y lejos, las montañas azules de Castilia.

Él nos cuenta el repaire del romeo cansado;
leyendo en santorales y libros de oración,
copiando historias viejas, nos dice su dictado,
mientras le sale afuera la luz del corazón.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

22 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 14 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: