Monólogo

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Hoja del árbol desprendida.
Cuerda solitaria
suelta de la guitarra del tiempo.
Mis raices enredadas en el vacío
tienen la curvatura de la distancia.

Viajo por los albores del día
como un tintineo campirano
con presunciones de catedral.

Libros, estantes, mesa y música
la silueta detrás del espejo
es una pupila abierta a la solitud
y plenitud interna.
¿Quién dijo que la soledad existe?
¿Quién dijo que debemos estar con gente
para no estar solos?

Aquí en mi pecho
un murmullo crece y crece
la garganta quiere cantar y cantar
unirse a la música del universo y
agradecer la belleza contenida en mis esferas.

Mis raíces penetran el sentimiento profundo
de tus días idos y de tus días por venir
junto a las aguas del río descansan mis recuerdos
y la curvatura de la distancia
se acorta en nuestras manos enlazadas.

Viajo por el arco-iris
Para llegar hasta el silencio mismo.




Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

4 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: