Obrerito

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Madre, cuando sea grande,
¡ay..., qué mozo el que tendrás!
Te levantaré en mis brazos,
como el zonda al herbazal.

O te acostaré en las parvas
o te cargaré hasta el mar
o te subiré las cuestas
o te dejaré al umbral.

¿Y qué casal ha de hacerte
tu niñito, tu titán,
y qué sombra tan amante
sus aleros van a dar?

Yo te regaré una huerta
y tu falda he de cansar
con las frutas y las frutas
que son mil y que son más.

O mejor te haré tapices
con la juncia de trenzar;
o mejor tendré un molino
que te hable haciendo el pan.

Cuenta, cuenta las ventanas
y las puertas del casal;
cuenta, cuenta maravillas
si las puedes tú contar...



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

25 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 14 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: