Origen del oro

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Sacrifica el Rey anciano
Un llama negro y lustroso,
Y hacia los cielos eleva
El corazón y los ojos.

-A ti, Sol inmaculado,
Padre fecundo de todo,
A ti consagro la ofrenda
De mi culto fervoroso.

En vano tribus salvajes
Adoran sierpes y monstruos:
Yo mi único Dios te aclamo,
Yo te venero y te adoro.

-«Tú, que primero me adoras,
Dice el Sol, oh Rey devoto,
Padre serás de un Imperio
Rico, vasto y poderoso.

Si me ofreces negro llama,
Te doy inmenso tesoro,
Que hará tus hijos potentes,
Que hará tu Reino famoso».

Llora el Sol en larga vena,
Y tierras, lagos y arroyos
Beben con sed insaciable,
Que sus lágrimas son oro.



Califica este poema:

Valoracion: 2/5 promedio

9 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 23 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 18 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 18 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 18 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 19 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 18 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: