Rima LXXIX

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Una mujer me ha envenenado el alma,
otra mujer me ha envenenado el cuerpo;
ninguna de las dos vino a buscarme,
yo de ninguna de las dos me quejo.

Como el mundo es redondo, el mundo rueda;
si mañana, rodando, este veneno
envenena a su vez ¿por qué acusarme?
¿Puedo dar más de lo que a mí me dieron?



Califica este poema:

Valoracion: 4/5 promedio

27 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 9 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 10 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 12 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 11 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 10 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: