Rima XXXVII

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Antes que tú me moriré; escondido
en las entrañas ya
el hierro llevo con que abrió tu mano
la ancha herida mortal.

Antes que tú me moriré; y mi espíritu,
en su empeño tenaz,
se sentará a las puertas de la muerte,
esperándote allá.

Con las horas los días, con los días
los años volarán,
y a aquella puerta llamarás al cabo...
¿Quién deja de llamar?

Entonces, que tu culpa y tus despojos
la tierra guardará,
lavándote en las ondas de la muerte
como en otro Jordán;

allí donde el murmullo de la vida
temblando a morir va,
como la ola que a la playa viene
silenciosa a expirar;

allí donde el sepulcro que se cierra
abre una eternidad,
todo cuanto los dos hemos callado,
allí lo hemos de hablar.



Califica este poema:

Valoracion: 4/5 promedio

158 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 32 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 33 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 28 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 28 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 30 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 30 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 30 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 30 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 28 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 28 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 28 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 28 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: