Serenidad

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Cae la noche.
Los remeros dejan de hablar
y descansan. Sólo el mar
con sus aguas
tienta el barco.

Tengo miedo.
Me hablas de mi hijo.
Ha crecido solo
y no tiene padre.
Triste época, Penélope,
triste tiempo
para andar de país en país
y oír la palabra extranjero
en boca de la gente.

Tener que respetar
nuevos dioses.
Hablar nuevas lenguas
en búsquedas inútiles,
probar nuevas comidas.
La noche cae
y tú te acercas de modo ciego,
amorosa, con tus navíos
lista para el asedio,
para ser capitana en mis horas vacías.

Amor alucinante,
brote de bronce.
Un día te veré, serenidad,
y me olvidaré de las olas
y del sueño.



Califica este poema:

Valoracion: 1/5 promedio

6 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 4 usuarios)
- Poemas de amor (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de perdón (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 3 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: