Soneto IV

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Un rato se levanta mi esperanza:
mas, cansada de haberse levantado,
torna a caer, que deja, mal mi grado,
libre el lugar a la desconfianza.

¿Quién sufrirá tan áspera mudanza
del bien al mal? ¡Oh corazón cansado!
Esfuerza en la miseria de tu estado;
que tras fortuna suele haber bonanza.

Yo mesmo emprenderé a fuerza de brazos
romper un monte, que otro no rompiera,
de mil inconvenientes muy espeso.

Muerte, prisión no pueden, ni embarazos,
quitarme de ir a veros, como quiera,
desnudo espirtu o hombre en carne y hueso.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

20 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de amistad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para navidad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de despedida (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 13 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 1 usuario)


Agregar este poema a la siguiente categoria: