Un cierto despertar

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Esta mañana de metales mórbidos
la brisa duerme. El humo de las fábricas
inserta el horizonte
de inmensas rosas malvas deshojadas.

Pero mi corazón está tranquilo.
La noche le rindió sus apagadas
distancias, sus luceros
iluminaron besos y miradas.

Se levantan los ruidos. Resplandece
el sol de la ciudad.
La brisa duerme aún y malvas rosas
adornan las montañas.

No alzaré las cortinas. Ella duerme
y el recuerdo del sueño dura en mí.



Califica este poema:

Valoracion: 3/5 promedio

8 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 15 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas religiosos (Sugerido por 17 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 14 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 16 usuarios)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 16 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: