Y El Buda de Basalto Sonreía

Agregar este poema a mis favoritos   Imprimir   Agrandar Texto   Achicar Texto  


Aquella tarde, en la alameda, loca
de amor, la dulce idolatrada mía
me ofreció la eglantina de su boca.

Y el Buda de basalto sonreía...

Otro vino después, y sus hechizos
me robó; dile cita, y en la umbría
nos trocamos epístolas y rizos.

Y el Buda de basalto sonreía...

Hoy hace un año del amor perdido.
Al sitio vuelvo y, como estoy rendido
tras largo caminar, trepo a lo alto
del zócalo en que el símbolo reposa.
Derrotado y sangriento muere el día,
y en los brazos del Buda de basalto
me sorprende la luna misteriosa.



Califica este poema:

Valoracion: 1/5 promedio

3 votos recibidos
Registrate aquí y haz valer tu voto por dos.


Este poema fue etiquetado en las siguientes categorias:
- Poemas de amor (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de perdón (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas de amistad (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para navidad (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas de despedida (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas infantiles (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas religiosos (Sugerido por 5 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas tristes (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi padre (Sugerido por 3 usuarios)
- Poemas para mi madre (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 2 usuarios)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas para mi hijo (Sugerido por 1 usuario)
- Poemas de San Valentín (Sugerido por 4 usuarios)


Agregar este poema a la siguiente categoria: