Poemas de Damaris Calderón

Listados a continuación


A Marina Tsvietaieva
El frío de un terrón de azúcar en la lengua de una taza de té de un pan que salta en rebanadas sangrientas. El oficio ...

Astillas
A mi madre Mueres de día. Sobrevives de noche. Paisaje de guerra de posguerra paisaje después de la batalla. Piedra sobre ...

Césped inglés
Los segadores tienen una rara vocación por la simetría y recortan las palabras sicomoro, serbal, abeto, roble. Guardan las proporciones ...

Calvert Casey
Cuando vio La Habana en Roma la miseria de La Habana en Roma no pudo seguir lactando de las tetas de la madre de Remo. Luego reconoció a Roma ...

Cielo boca abajo
No, el cielo no se tiende como un paciente anestesiado sobre la mesa El paciente en su camilla anestesiado de sí mismo no mira al cielo ...

Dos girasoles sobre el asfalto
En el terminal de ferrocarriles sentada con mi madre dos girasoles sobre el asfalto. Su mano borra todo sucio paisaje. Nunca he comido sino de esa ...

En la casa del miedo
En el hueco de la mano como un pájaro el miedo hace su pequeño nido. ...

En la casa sin sueño
(¡Hay que rezar por la casa sin sueño! ¡Y rezar por el fuego en la ventana! Marina Tsvietáieva) En la casa sin sueño ...

Exhumación colectiva (Cementerio de Colón, Vedado, La Habana)
Exhumación colectiva (Cementerio de Colón, Vedado, La Habana)El combustible (o la falta de combustible) hace que los muertos en la muerte ...

Fiebre de caballos
Cuando te quedas, Lidia, más desnuda que estas paredes yo siento miedo de ser una mujer. Tengo feroces dientes carniceros. Comiérame ...

Huesos fuertes
El viento entra por los huesos una flauta una cañería de desagüe. 'Podrían tocar toda la noche ...

Los otros
Sobre mí crecerá la yerba que pisotearán los caballos de Atila. ...

Praga
Es inútil buscar la Ursprachen (no quedan lengua ni madre). Columnas de inmaterialidad sólidas como un dios. Estos huesos no hablan ...

Riberas del Mapocho
Una ciudad atravesada por un río una mujer por su hombre una garganta por una espina. Mapocho vertical donde desembocan el Sena y el Aconcagua, ...

Santiago Humberstone
Yo, Humberstone, hijo de un modesto empleado de correos y nieto del Director de la Banda de Guardias Escoceses, llegué aquí a hacer la ...

Un lugar donde poner los pies
He llegado con mis maletas en desorden -no me espera nadie. Mis pies son dos extraños los he arrastrado como perros. Un paisaje sangriento ...