Poemas de Evaristo Ribera Chevremont

Listados a continuación


Creación
Cuando el Señor, la mano fatigada de modelar en barro las figuras, quiso formarle a él, notó que el barro era muy poco, preparó ...

Espuma
De lo ligero de la madrugada; de lo sutil en lo fugaz -neblina, vapor o nube- queda en el mar fina, fluyente y tremulante pincelada. De lo que el ...

Idioma castellano
Verbo macizo y señorial, lenguaje de recia y transparente arquitectura. Voz extrañada de la tierra pura, la tierra paridora del linaje. ...

La décima criolla
La décima criolla -jalón del continente, puntal de lo indohispano- de espíritu se llena. De autoctonía vasta, de espíritu ...

La forma
Alcánzase el estado de ventura cuando se cumple la elevada forma, la cual ha de lucir, en su factura, tal como el pensamiento que la informa. ...

La palabra
Palabra que te niegas a mi empeño; palabra esquiva, más ardiente y pura, cede al milagro de mi antiguo sueño y entrégame ...

Los eucaliptos
Veo los eucaliptos que ocupan la colina, donde reduce el trópico su barbara violencia. Más que la luz, benéfico vapor los ilumina. ...

Mar caribe
Isla de Puerto Rico, isla de palmas apenas cuerpo, apenas como la Santa, apenas posadura sobre las aguas; del millar de palmeras cómo más ...

Sonetos de Dios
V Dios me llega en la voz y en el acento. Dios me llega en la rosa coronada de luz y estremecida por el viento. Dios me llega en corriente y marejada. ...