Poemas de Javier del Granado

Listados a continuación


El horno
Combando el cielo en olorosa tierra alza su nido el laborioso hornero, que convierte las pajas en lucero, y en miel, el barro que su pico aferra. ...

El lago
Sobre el terso cristal de malaquita que aprisiona el soberbio panorama, el carcaj de la aurora se derrama y el bridón de los Andes se encabrita. ...

El médico de la aldea
Como el dulce Rabí de Galilea, con la sonrisa iluminó la infancia, y derramó de su alma la fragancia sobre la humilde gente de ...

El río
Rastreando emerge del cristal de cromo, un yacaré con ojos de esmeralda, y serpentea entre la hierba gualda, bajo el fogoso luminar de plomo. ...

El valle
Embozado en su poncho de alborada, la lluvia de oro el sembrador apura, y el cielo escarcha la pupila oscura del buey que yergue su cerviz lunada. ...

La casa solariega
Mordiendo la granítica quebrada se yergue la casona solariega, alba de sol, con la pupila ciega, y su techumbre de ala ensangrentada. Con ...

La leyenda de El Dorado
Bajo el ardiente luminar del trópico, como el hidalgo Caballero Andante, jinete en ilusorio rocinante, sueña don Ñuflo con un país ...

La montaña
Flagela el rayo la erizada cumbre, el huracán en sus aristas choca, y arranca airado con la mano loca su helada barba de encrespado alumbre. ...

La selva
Con salvaje lujuria de pantera se enardece la selva en el estío, y el huracán con ímpetu bravío destrenza su olorosa cabellera. ...

La vicuña
Esbelta y ágil la gentil vicuña rauda atraviesa por la hirsuta loma, y en su nervioso remo de paloma, las graníticas rocas apezuña. ...

Romance del héroe
Oh, General don Esteban honor y prez de la Historia, canción de huayño serrano que en los charangos retoña. Tu nombre llegó ...