Poemas de José Carlos Becerra

Listados a continuación


Épica
Me duele esta ciudad, me duele esta ciudad cuyo progreso se me viene encima como un muerto invencible, como las espaldas de la eternidad dormida ...

Adiestramiento
La voz de aquellos que asumen la noche, marinería de labios oscuros; la voz de aquellos cuyas palabras corresponden a esa luz donde el amanecer ...

Apariciones
Sometimes these cogitations still amaze The troubled midnight and the noon’s repose. T.S. Elliot ...

Basta cerrar los labios
Basta morir como una lámpara desde la madrugada, como el rescoldo de una brisa tersa; para morir, para suministrarnos la mano venidera del olvido; ...

Batman
Recomenzando siempre el mismo discurso, el escurrimiento sesgado del discurso, el lenguaje para distraer al silencio; la persecución, la prosecución ...

Blues
No era necesaria una nueva acometida de la soledad para que lo supiera. Navegaba la mar por un rumbo desconocido para mis manos. Donde el amor moró ...

Ejecuciones (III)
Ejecuciones (III)Alguien dice algo que sólo puede escuchar a través de sí mismo. Alguien apaga la luz de esa habitación vacía ...

el ahogado
un gancho de hierro y se jala, su expansión lo desmiente al subir el agua que lo chorrea ...

El azar de las perforaciones
Puse las manos donde mis guantes querían, puse el rostro donde mi antifaz podía revelármelo; mi única hazaña ha sido ...

El deseo concluido
Las imágenes que emergen de tu cuerpo desembocan en esta noche que no eres tú ni soy yo quienes conversan en el cuarto de al lado y a quienes ...

El otoño recorre las islas
A veces tu ausencia forma parte de mi mirada, mis manos contienen la lejanía de las tuyas y el otoño es la única postura que mi ...

Hoy llueve, es tu primera lluvia...
MÉLIDA RAMOS DE BECERRA † 6 de septiembre de 1964 ...

La bella durmiente
Aunque vengas mañana ...

La mujer del cuadro
Lo empiezas a saber, tu amor va enseñando sus sales de baño, sus fiestas de guardar, sus cenas sin nadie; a veces, el esqueleto de tu ...

Las reglas del juego
Cada uno debe entrar en su propio degüello, cada uno retocando su respiración, cultivando sus excepciones a la regla, sus moluscos solares, ...

Memoria
He vuelto al sitio señalado, a tu rastro de aguas amargas; el atardecer ha caído al fondo del mar como un pecho muerto y una campana da ...

Movimientos para fijar el escenario (I, III, V, VII)
Movimientos para fijar el escenario (I, III, V, VII)I Para que el Paraíso Perdido pueda salir del sombrero, y la Historia se desprenda como ...

Ragtime
A Héctor Raúl Valero ...

Ritmo de viaje
Este cuerpo que yo acaricio lentamente extendiendo la noche, este cuerpo donde yo he penetrado en mi propia distancia, en mi sofocamiento de sombra. ...

Temblorosa avanza siempre
Porque tú eres puente, porque tú eres el rumor de las aguas; ansiada buscadora de aquello que el deseo avanza, eres el refuerzo con que ...

Ulises regresa
La frase que no hemos dicho, cierta respiración de la boca en el apetito del sueño, el silencio que comienza como una bandada de pájaros; ...