Poemas de Márgara Russotto

Listados a continuación


Amado dueño mío
Esa ignorante mujer cuyo estudio no ha pasado de ratos lame la sal de la ausencia y te extraña y agita su celo de perra en la calma espera ...

Anotado en los márgenes de un libro de astronomía del Padre Eusebio Kino
Pero entonces si la belleza del saber se esconde y tenues flotamos en el éter de quimeras astronómicas surcado ¿a qué ...

Cilicios, cruces, azotes, mordazas
¡Señor ten piedad! Para un solo instante es mucha la turbulencia. Es húmeda la espalda del jardinero al final del día ...

Como a nosotros el tiempo
Los mangos en el plato como en desmesurado desierto no se asoman al tiempo. No abren sus fisuras de luz ni vibra la cerrazón de su carne, ...

De todas las que soy
De todas las que soy poco prefiero la abeja industriosa en su trajín, o la cigarra aplastada en el verano, tampoco aquella cebra distraída ...

Las siete virtudes capitales
He de alcanzar Señor mío prometo la abnegación total la obediencia irrestricta la perfecta docilidad la mortificación ...

Manjar de cebollas
Se hace el almíbar como siempre y así que esté pronto desde lo alto se le añade con displicencia una flor de ...

Un cuerpo
¿Cuántas veces has pecado? ¿Qué partes de ti has palpado en medio de la noche? ¿Has sentido delectación al ...