Poemas de Marilina Rebora

Listados a continuación


A la Muerte
IMuerte,fatal término, ausencia por siempre.Sólo el campo yermo que nos recibe,de su tierra, nuevo abono.Nunca más la fragancia de ...

A Mi Hijo
Alguien dijo que recuerdasun niñito de Murillo,y en verdad que lo parecespor tu gracia y por tus rizos.Tienes cabellos castaños,ensortijados ...

A Qué Apenarse
¿A qué apenarse tanto por las pequeñas cosas?Guardemos el pesar para lo irreversible.Si se olvidan los besos y marchitan las rosas,soportemos ...

Acatamiento
He querido morir, Señor, pero he vividoy confieso ante Ti mi aleve cobardía.¿Qué dejo para aquellos semejantes que han sidoprobados ...

Alejamiento
Resultará forzoso el cruel alejamientoy habrá que decidirse, como lo inevitable,lo mismo que aceptamos la violencia del viento,el rugido ...

Alfonsina Storni
Entre un romper de olas descubro el monumentode la que fue poeta y ante todo mujer.La luz va declinando en apagarse lentoy ya en el horizonte muere el ...

Ansiedad
Ansia de estar un día en un puente de mando,recibir en el rostro el castigo del viento;sin ninguna arribada, por siempre navegando,sin dudas ni ...

Blanca Piedrecita
Lo he meditado mucho, Señor, aunque no esperovisión de corcel blanco o de espada en tu boca,estrella o mar de vidrio ?ni menos, candelero?:quiero ...

Bordados de Dios
?¿Qué quiere decir glauco?? ?Muy simplemente, verde.? ?Y añil, ¿qué significa?? ?Azul; es bien sencillo.? ?¿Y ...

Buenos Aires
No tendrá Buenos Aires un río de cobaltoni en sus cofres tesoros de vivas esmeraldas,pero el cielo celeste es bandera en lo altoy extensa ...

Candor
No trates de llevarme al mundo de los sabiospara hablar del origen de la criatura humana;canciones y sonrisas sólo quiero en tus labiosy agradecerle ...

Clotilde, en la Mujer Pobre de León Bloy
«La única tristeza» ?insinúa Clotilde? «es la de no ser santo», añadiendo, «aquí abajo».¿Pues ...

Como Un Rumor de Aguas
Como un rumor de aguas, la voz oí diciendo:«No te estés quieta ahí, por algo toma parte.Ni fría ni caliente, tal irás ...

Con Mis Viejos Retratos...
Señor, quiero ser yo, y sólo con lo mío,por humilde que sea, aun pobre y pequeño;nada de adornos vanos ni lujoso atavíoni ...

Con Ojos de Niña
Señor, siempre te veo con los ojos de niña:primero en el pesebre, aureolado de ovejas;en lo alto, la estrella, que sus reflejos guiñasobre ...

Confianza en la Providencia de Dios
No os acongojéis por falta de comiday menos todavía por lo que el cuerpo cubre,ya que más que el comer vale la propia viday más ...

Confidencias de Amor
a Rafael de DiegoILa mecedora de la abuelaacunó mis años de infancia,horas del arrorró y «La Pájara Pinta»;después ...

Consolación
¿Quién habló de que un día hubiera de perderte?¿Quién dijo que tu sombra, al fin, quedará quieta?¿Es ...

Cuéntame Un Cuento, Madre...
Madre: cuéntame un cuento de ésos que se relatande un curioso enanito o de una audaz sirena;tantos que de los genios maravillosos tratan.Esas ...

De la Segunda Venida de Cristo
Durante aquella hora, quien se halle en el terradono retorne a buscar sus muebles bajo el techo,pues ?de dos en un campo? uno será libradoy el otro ...

Desencanto
Yo quisiera quererte como antes te quería,y sentirte, como antes, en todo consecuente,yo quisiera decirte: te quiero todavía...y recibirte, ...

Designio
Que esta noche me duerma bajo un manto de olvido,ajena al desamor, al encono y la saña,considerando a aquel que nunca me ha querido,sorda a la mezquindad ...

Diálogo con Dios
Ya no sé qué decirte, Señor: lo he dicho todo;mis lamentos se apagan en el labio callado,no doy con la manera, ni acierto con el modode ...

Dice El Señor
Id por camino estrecho que lleva a puerta angosta?ésa que sólo niños atravesar consiguen,perfumada de nardos donde un ángel ...

Dice la Niña
«Las madres las hicieron miles de Blancanieves,cientos de Cenicientas y alguna Rapunzel;y por eso son lindas y de pisadas leves,y tienen la frescura ...

Dios Existe
Dos de la madrugada. En trémula zozobra;los silencios, vivientes; la oscuridad sin borde;cuando la fuerza falta y la tristeza sobra,en soledad infinita ...

Dios Me Salva
Ya no sé qué pensar de mi propia existencia,aun si he de poder soportar esta vida,que en viéndome al espejo descubro en tal presenciaun ...

Duérmete Mi Niño
Duérmete mi niño,duérmete mi luna,que arde la estrella:esa estrella tuya.Parece que dice:«Sin duda, sin duda,yo soy de ese niño;él ...

El Alma Acorazada
Que me traspasen dardos: no habré de defenderme;que me hiera cruel total indiferencia;que los rostros, impávidos, al no reconocermepasen ...

El Antiguo Jardín
Quedó abrazada al muro, amante, la glicina,y grávido de frutos de oro, el limonero;la cola de tijera mostró una golondrinay el gorrión ...

El Burrito Glorioso
La avispa exclamó:«¡Mi talle! ¡Mi talle!»,al ver al burritopaciendo en el valle.«¡Mis alas! ¡Mis alas!»:tal, ...

El Castillo
Un castillo de arena. Lleno el foso de espuma,subterráneos cruzándose en unión con el mar,portal de caracoles, en la cresta una plumaque ...

El Cristo de Dalí
Siempre desde abajo pudimos mirarley aun de nuestra altura miramos a Cristo,mas nunca hasta ahora pudo contemplarlealguien de lo alto, ni de allá ...

El Mensaje Perdido
Se lo ha llevado el viento, esa mano de olvido,el pequeño mensaje que quedara en la puerta;se fue sobrevolando, como ebrio o perdido,la rumorosa ...

El Muñeco
¡Madre!, clama en voz queda mi ferviente mensaje;¡madre, mi madre, acude porque te necesito!La voz, primero tierna, va haciéndose salvaje:si ...

El Muñeco Roto
En el entusiasmo del dulce embeleco,nunca imaginara que tal vez un día,con peluca suelta quedara el muñeco,los ojos ausentes, la testa vacía.Sin ...

El Niño Dormido
No levantes la voz; el niño está dormido.Contén el paso, espera, aguarda en cauto acecho;que no se mueva el aire, ni se oiga el menor ...

Es la Mansión de Ayer...
Es la mansión de ayer, la de la infancia mía,con ternura hogareña y calidez de seno,que aún levanta la frente, a punto de agonía,entre ...

Espejos
Mírate en el espejo que tu imagen proyecta,esperando un instante a que se muestre clara;verás, a pesar tuyo, la figura imperfectay las desarmonías ...

Historias... Historias...
«En tiempos de las hadas y de la hechicería...cuando la reina cruel consultaba su espejo...el duende Trasgolisto su sábana extendíay ...

Incomprensión
No comprendes, amor, cuál es mi sentimiento;en vano lo traduzco y en vano te lo explico.A veces me parece que ha llegado el momentode aclarártelo ...

Khalil Gibrán
No es suficiente dar, ni dar con alegría;ni tampoco es bastante dar con renunciamiento;menos, dar con dolor, un poco cada día,esperando de ...

La Antorcha
Juntas, bajo el cristal, amoroso capricho,la Virgen de la Linda Vidriera de Colores,atavío en azul sobre encarnado nicho,como ascuas centelleantes ...

La Arcilla de Khayyam
¡Cómo insiste Khayyam con los muertos! ¡La arcilla!La arcilla de las ánforas, la arcilla de la copa,diciendo que allí ...

La Hormiga
Sin saber que es domingo, ruidoso día de fiesta,va llevando su carga la minúscula hormiga:el trozo de una hoja en perfilada crestacolumpiase ...

La Ley de la Vida
Quisiera estar de acuerdo con la ley de la vida?tal vez, la de la selva, al instinto fiada?,según la cual se vive de acuerdo a la comida:la bestia ...

La Música
Dan ritmo a la faena los trozos musicales;combate la tristeza la suave melodía;cuando preocupaciones asedian, habituales,cantares apaciguan la mente, ...

La Mariposa
Al pasar por la calle, cae una mariposa.Revolando insegura se pierde entre la gente,tornadizo vilano o pétalo de rosa,burbuja de jabón, pajarita ...

La Nubecita
Llévame nubecita a lo alto contigoy cúbreme amorosa con tu cendal de gasa;que tu orla de tul me sirva, leve abrigo,para que no me falte el ...

Los Gorriones
Dentro todo es silencio y sombra todavía;afuera entre las rejas de los amplios balconesque doran las primeras claridades del díarevuelan ...

Los Santos...
Quisiera saber, madre, de San Marcos y el león;de San Roque y su perro, San Francisco y las aves;San Huberto y el ciervo, San Jorge y el dragón;de ...

Mar de Vidrio
Dijiste: «Mar de vidrio», Señor, y es lo que quiero;un mar que te refleje en toda tu grandeza,por sobre el cual camines ?tu lámpara, ...

Mi Físico
No he sido nunca linda ?tal vez quise ser alta? y la piel de mis hombros se acentúa morena(al decir esto, claro, una verdad resalta:que tampoco ...

Miedo a la Vida
Tengo miedo, Señor, pero no de la noche,tampoco de la sombra, menos de la tiniebla;es miedo de la aurora ?refulgente derroche? como miedo del mundo, ...

Momentos
No son años la vida, sólo rápidas horas,ésas con sus momentos de placer o dolor,cuando el alma es dichosa o acongojada lloras,instantes ...

Multiplicación de los Panes
Tan sólo cinco panes, tenemos, y dos peces?exclaman los discípulos mientras Jesús observa?,son cinco mil las gentes, hasta más ...

No Le Digas a Cristo
No le digas a Cristo: ?He de ir, mas espera.Me falta, todavía, algo que me he propuesto;el mundo me reclama, complacerle quisiera.Ten paciencia, ...

No Le Hables de la Muerte...
No le hables de la muerte, háblale de las flores,de la aurora dorada y el ocaso de fuego,del azul del océano y el arco de colores,de los ...

No Me Llames Poeta...
No me llames poeta ?un nombre con laurel? porque mi voz apenas para cantar acierta;acaso suavizada por amorosa miel,tal vez unos acentos armoniosos concierta.Puede ...

Paz Interior
Detrás de mis paredes, feliz a mi manera,extraigo del azul la esencia de mi versoy escribo entre las nubes ?¡añorante quimera!?,con ...

Pinturas de Dios
Para evitar que el hombre en el mundo se hastíe,cada día el Señor, atento, lo celebra,y a fin de que el paisaje se embellezca y varíe,desparrama ...

Porque Si Tú No Velas, Vendré Como Ladrón...
Porque si tú no velas, vendré como ladrón;he de llegar a ti sin que sepas la hora.Estate alerta, pues; vigila cada acción,y ...

Primer Grado
Colegio del Estado. Primer Grado Inferior.Niñitas y varones con delantales blancos.Las niñas con su moño, en mariposa o flor.Los niños, ...

Quién Volviese a Tener...
¡Quién volviese a tener, para que nos cubriera,una madre ?de noche, los párpados febriles?,quién un rozar de labios en la frente ...

Quiero Pintar la Luna
Madre, ¿puedo pintar la luna de escarlata?¿O con vestido rosa, orlado de violeta?¡Pues, noche a noche, sale insulsa y timorata,sin ...

Renacer
Estoy sola, Señor, y hay mucha gente en torno,estoy triste ?no obstante la riente algazara? y mi imagen es débil, perdida, sin contorno,bien ...

San Goar
Preséntase San Goar y suspende la capaen un rayo de sol, al suponerlo un «palo»,pues que no advierte cómo desde un cristal escapa,satisfecho, ...

San Juan Bautista
A bautizarse acuden las gentes al Jordán.Preguntaban algunos: ?¿Y qué haremos nosotros??Quien tiene dos vestidos, respondíales ...

Ser Contigo, Señor...
He querido querer, Señor, y no he podido,tal vez habré pecado por débil o indecisa,mas lo que sé de cierto es el deber cumplidoy ...

Testimonio
¿Y si Dios no existiese? ¿Si todo fenecieracon el postrer aliento de la fatal partida?¿Sería razonable que la mujer pusierasus ...

Vértigo
¿Y esta melancolía? ¿Por qué tanto abandonosi no hay una razón ?o por lo menos nueva?,si no existen rencores ni nos ...

Ven, Madre, a Descansar...
Ven, madre, a descansar de todos tus trabajoshasta el jardín umbroso que cultivo en mis sueños,a la luz de luciérnagas y áureos ...

Vilano
¡Panadero con pan! ¡Panadero sin pan!,alborozados niños exclaman. ¡Y que vuelva!,al tiempo que hacia el aire con infantil afánresoplan ...

Yo Me Pregunto, Madre...
Yo me pregunto, madre: ¿No se gasta la pilaque la sutil luciérnaga para alumbrarse tiene?¿Y tampoco concluye ?cuando la araña ...