Poemas de Ramon Lopez Velarde

Listados a continuación


ánima Adoratriz
Mi virtud de sentir se acoge a la divisadel barómetro lúbrico, que en su enagua violetalos volubles matices de los climas sujetacon una probidad ...

¿qué Será Lo Que Espero?
?Tus otoños me arrullanen coro de quimeras obstinadas;vas en mí cual la venda va en la herida;en bienestar de placidez me embriagas;la luna ...

A Doña Inés de Ulloa
Blanca flor de los claustros, irrisoriocapricho de don Juan, me abraso en ganade platicar contigo, bella hermana,en la paz del oscuro locutorio.Mi cabeza ...

A la Gracia Primitiva de Las Aldeanas
Hambre y sed padezco: Siempre me he negadoa satisfacerlas en los turbadoresgozos de ciudades ?flores de pecado?.Esta hambre de amores y esta sed de ensueñoque ...

A la Patrona de Mi Pueblo
Señora: llego a Tidesde las tenebrosas anarquíasdel pensamiento y la conducta, paraaspirar los naranjosde elección, que florecenen ...

A la Traición de Una Hermosa
Tú que prendiste ayer los auroralesfulgores del amor en mi ventana;tú, bella infiel, adoración lejana,madona de eucologios y misales;tú, ...

A Las Provincianas Mártires
Me enluto por ti, Mireya,y te rezo esta epopeya.Mis entrañables provincianas mías:no sospeché alabar vuestro suicidioen las facinerosas ...

A Las Vírgenes
¡Oh vírgenes rebeldes y sumisas:convertidme en el fiel reclinatoriode vuestros codos y vuestras sonrisasy en la fragua sangrienta del holgorioen ...

A Mi Padre
Nunca, señor, pensé que el verso míocuando te hablara en él por vez primerala música filial de los veinte años,del ...

A Mi Prima águeda
A Jesús VillalpandoMi madrina invitaba a mi prima Águedaa que pasara el día con nosotros,y mi prima llegabacon un contradictorioprestigio ...

A Sara
A J. de j. Núñez y DomínguezA mi paso y al azar te desprendistecomo el fruto más profanoque pudiera concederme la benévolaactitud ...

A Un Imposible
Me arrancaré, mujer, el imposibleamor de melancólica plegaria,y aunque se quede el alma solitariahuirá la fe de mi pasión risible.Iré ...

A Una Ausente Seráfica
Éstos, amada, son sitios vulgaresen que en el ruido mundanal se asustael alma fidelísima, que gustade evocar tus encantos familiares.Añoro ...

A Una Pálida
Vos una claridad y yo una sombraE. ROSTANDDama de las eternas palideces,con tu mirar tranquilo me pareces,irradiando destellos de purezael hada del país ...

Aguafuerte
(Alfonso Camín)Alfonso, inquisidor estrafalario:te doy mi simpatía, porque tienesun aire de murciélago y canario.Tu capa de diabólicos ...

Al Volver
¡Bien hayas oh lejanoy glorioso contentode volver a mirarla! ¡Qué desganoel del viaje de ahora, que me cubrede una angustia de pésame! ...

Alejandrinos Eclesiásticos
Tú, Fuensanta, me libras de los lazos del mal;queman mi boca exangüe de Isaías los carbones;por ti me dan los cielos profundas contricionesy ...

Anna Pavlowa
Piernaseternasque decísde Luisa La Vallièrey de Thaís...Piernas de rana,de ondinay de aldeana;en su vocabulariose fascinala caravana.Piernasen ...

Boca Flexible, ávida
Cumplo a mediodíacon el buen precepto de oír misa enteralos domingos, y a estas misas cenitalesconcurres tú, agudo perfil; cabelleratormentosa, ...

Canonización
Primer amor, tú vences la distancia.Fuensanta, tu recuerdo me es propicio.Me deleita de lejos la fraganciaque de noche se exhala de tus tiestos,y ...

Color de Cuento
¡Oh qué gratas las horas de los tiempos lejanosen que quiso la infancia regalarnos un cuento!Dormida por centurias en un bosque opulento,despertaste ...

Como en la Salve
¡Oh bienaventuranza fértil de los que sabenir gimiendo y llorando desprecativamente,como en la Salve, que es un óleo y una fuente!Yo ...

Como Las Esferas...
Muchachita que erasbrevedad, redondez y color,como las esferasque en las rinconerasde una sala ortodoxa mitigan su esplendor...Muchachita hemisférica ...

Cuando Contigo Estoy, Dueña del Alma
Cuando contemplo a vecesque plegando los labios enmudeces,mi adoración pretende en su locurabajar hasta tu alma a paso lentoy sorprender, en su ...

Cuaresmal
Tu paz ?¡oh paz de cada día!? y mi dolor que es inmortal,se han de casar, Amada mía,en una noche cuaresmal.Quizá en un Viernes ...

Día 13
Mi corazón retrógradoama desde hoy la temerosa fechaen que surgiste con aquel vestidode luto y aquel rostro de ebriedad.Día 13 en ...

Dejad Que la Alabe...
¿Existirá? ¡Quién sabe!Mi instinto la presiente;dejad que yo la alabepreviamente.Alerta el violíndel querubíny ...

Del Pueblo Natal
Ingenuas provincianas: cuando mi vida se halledesahuciada por todos, iré por los caminospor donde vais cantando los más sonoros trinosy en ...

Del Seminario
Hoy que la indiferencia del siglo me desolasé que ayer tuve dones celestes de contino,y con los ejercicios de Ignacio de Loyolael corazón ...

Despilfarras El Tiempo
Prolóngase tu doncellezcomo una vacua intriga de ajedrez.Torneada como una reinade cedro, ningún jaque te despeina.Mis peones tantálicosal ...

Disco de Newton
Omnicromía de la tarde amena...el alma, a la sordina,y la luz, peregrina,y la ventura, plena,y la Vida, una hadaque por amar está desencajada.Firmamento ...

Domingos de Provincia
En los claros domingos de mi pueblo es costumbreque en la Plaza descubran las gentiles cabezaslas mozas, y sus ojos reflejan dulcedumbrey la banda en el ...

El Adiós
A Francisco González LeónFuensanta, dulce amiga,blanca y leve mujer,dueña ideal de mi primer suspiroy mis copiosas lágrimas ...

El Ancla
Antes de echar el ancla en el tesorodel amor postrimero, yo quisieracorrer el mundo en fiebre de carrera,con juventud, y una pepita de oroen los rincones ...

El Campanero
Me contó el campanero esta mañanaque el año viene mal para los trigos.Que Juan es novio de una prima hermanarica y hermosa. Que murió ...

El Candil
A Alejandro QuijanoEn la cúspide radianteque el metal de mi personadilucida y perfecciona,y en que una mano celestey otra de tierra me fincansobre ...

El Mendigo
Soy el mendigo cósmico y mi inopia es la sumade todos los voraces ayunos pordioseros;mi alma y mi carne trémulas imploran a la espumadel ...

El Minuto Cobarde
A Saturnino HerránEn estos hiperbólicos minutosen que la vida sube por mi pechocomo una marea de tributosonerosos, la plétora de vidase ...

El Perro de San Roque
Yo sólo soy un hombre débil, un espontáneoque nunca tomó en serio los sesos de su cráneo.A medida que vivo ignoro más ...

El Piano de Genoveva
Piano llorón de Genoveva, doliente pianoque en tus teclas resumes de la vida el arcano;piano llorón, tus teclas son blancas y son negras,como ...

El Retorno Maléfico
A D. Ignacio I. GastélumMejor será no regresar al pueblo,al edén subvertido que se callaen la mutilación de la metralla.Hasta ...

El Son del Corazón
Una música íntima no cesa,porque transida en un abrazo de orola Caridad con el Amor se besa.¿Oyes el diapasón del corazón?Oye ...

El Sueño de la Inocencia
Soñé que comulgaba, que brumas espectralesenvolvían mi pueblo, y que Nuestra Señorame miraba llorar y anegar su Santuario.Tanto ...

El Sueño de los Guantes Negros
Soñé que la ciudad estaba dentrodel más bien muerto de los mares muertos.Era una madrugada del Inviernoy lloviznaban gotas de silencio.No ...

El Suelo Nativo
A los hijos de Jerez, Zac.En la amplitud benigna del contornoy rompiendo el mutismo del paisajeflotan como poema de consuelolas estrofas metálicasde ...

El Viejo Pozo
El viejo pozo de mi vieja casasobre cuyo brocal mi infancia tantas vecesse clavaba de codos, buscando el vaticiniode la tortuga, o bien el iris de los ...

Ella
Esta novia del alma con quien soñé en un díafundar el paraíso de una casa risueñay echar, pescando amores, en el mar ...

Elogio a Fuensanta
Tú no eres en mi huerto la paganarosa de los ardores juveniles;te quise como a una dulce hermanay gozoso dejé mis quince abrilescual un ramo ...

En El Piélago Veleidoso
Entré a la vasta veleidad del piélagocon humos de pirata...Y me sentía ya un poco delfíny veía la platade los flancos ...

En El Reinado de la Primavera
a Josefa de los Ríos* 17 de marzo de 1880+ 7 de mayo de 1917Amada, es Primavera.Fuensanta, es que florecela eclesiástica unción de ...

En la Plaza de Armas
Plaza de Armas, plaza de musicales nidos,frente a frente del rudo y enano soportal;plaza en que se confunden un obstinado aromalírico y una cierta ...

En Las Tinieblas Húmedas
En las alas oscuras de la racha cortanteme das, al mismo tiempo, una pena y un goce:algo como la helada virtud de un seno blando,algo en que se confunden ...

En Mi Pecho Feliz
No he buscado poder ni metal,mas viví en una marcha nupcial...Me parece que por amar tantovoy bebiendo una copa de espanto.Claroscuro de noche y ...

En Tu Casa Desierta
El alma llena de recogimiento,mudos los labios, me detengo en cadalugar de tu mansión, ensimismadacual si la fatigase un pensamiento.El naranjo ...

En Un Jardín
Al decir que las penas son fugacesen tanto que la dicha persevera,tu cara es sugestiva y hechiceray juegan a los novios los rapaces.Al escuchar la apología ...

Eucarística
De la mañana el resplandor incierto,cuando el órgano eleva sus cantares,te he visto comulgar entre azaharesde la iglesia en el ángulo ...

Fábula Dística
A Tórtola ValenciaNo merecías las loas vulgaresque te han escrito los peninsulares.Acreedora de prosas cual doblonesy del patricio verso ...

Flor Temprana
A Antonio Moreno y Oviedo.Mujer que recogiste los primerosfrutos de mi pasión, ¡con qué alegríacomo una santa esposa te veríallegar ...

Fragmento
Lluvia eterna¡cómo azotasel cristal de mi ventana!si pareceque tus gotasson el llantode una pena sobrehumana! ...

Gavota
Señor, Dios mío: no vayasa querer desfigurarmi pobre cuerpo, pasajeromás que la espuma del mar.Ni me des enfermedad largaen mi carne, ...

Hermana, Hazme Llorar...
Fuensanta:dame todas las lágrimas del mar.Mis ojos están secos y yo sufrounas inmensas ganas de llorar.Yo no sé si estoy triste por ...

Himeneo
A la señora Laura Martínez de AlbaResígnanse los novioscon subconsciente pánico,al soso parabiéndel concurso inórganico.Al ...

Hormigas
A la cálida vida que transcurre canoracon garbo de mujer sin letras ni antifaces,a la invicta belleza que salva y que enamora,responde, en la embriaguez ...

Hoy Como Nunca...
A Enrique González MartínezHoy, como nunca, me enamoras y me entristeces;si queda en mí una lágrima, yo la excito a que lavenuestras ...

Humildemente
A mi madre y a mis hermanasCuando me sobrevengael cansancio del fin,me iré, como la grulladel refrán, a mi pueblo,a arrodillarme entrelas ...

Idolatría
La vida mágica se vive enteraen la mano viril que gesticulaal evocar el seno o la cadera,como la mano de la Trinidadteológicamente se atribulasi ...

Introito
Para el librode Enrique Fernández LedesmaÉramos aturdidos mozalbetes:blanco listón al codo, ayes agónicos,rimas atolondradas ...

Jerezanas
A María EnriquetaJerezanas, paisanas,institutrices de mi corazón,buenas mujeres y buenas cristianas...Os retrató la señora ...

La última Odalisca
Mi carne pesa, y se intimidaporque su peso fabulosoes la cadena estremecidade los cuerpos universalesque se han unido con mi vida.Ámbar, canela, ...

La Ascensión y la Asunción
Vive conmigo no sé qué mujerinvisible y perfecta, que me encumbraen cada anochecer y amanecer.Sobre caricaturas y parodias,enlazado mi cuerpo ...

La Bizarra Capital de Mi Estado...
A Jesús B. GonzálezHe de encomiar en verso sinceristala capital bizarrade mi Estado, que es uncielo cruel y una tierra colorada.Una frialdad ...

La Canción del Hastío
Si vieras, amiga,qué espacio transcurre mi lenta existenciala marcha inmutable del tiempo fatigami añeja dolencia;mis torvos fastidios apenas ...

La Doncella Verde
En la muerte de José Enrique Rodó.En la quieta impostura virginal de la nocheque cobija al amor con un tenue derrochede luceros, padrinos ...

La Estrofa Que Danza
A Antonia MercéYa brotas de la escena cual guarismotornasol, y desfloras el mutismocon los toques undívagos de tu planta certeraque fiera ...

La Lágrima...
Enigmade la azucena esquinadaque orna la cadavérica almohada;encimadel soltero dolor empedernidode yacer como imberbe congregantemientras los gatos ...

La Mancha de Púrpura
Me impongo la costosa penitenciade no mirarte en días y días, porque mis ojoscuando por fin te miren, se aneguen en tu esenciacomo si naufragasen ...

La Niña del Retrato
Delinquiríade leso corazónsi no anegara con mi idolatría,en lacrimosa ablución,la imagen de la párvula sombría.Retrato ...

La Saltapared
Volando del vérticedel mal y del bien,es independientela saltapared.Y su principado,la ermita que fuegranero después.Sobre los tablerosde ...

La Suave Patria
PROEMIOYo que sólo canté de la exquisitapartitura del íntimo decoro,alzo hoy la voz a la mitad del foroa la manera del tenor que imitala ...

La Tónica Tibieza
¿Cómo será esta sed constante de venerosfemeninos, de agua que huye y que regresa?¿Será este afán perenne, franciscano ...

La Tejedora
Tarde de lluvia en que se agravanal par que una íntima tristezaun desdén manso de las cosasy una emoción sutil y contrita que reza.Noble ...

Las Desterradas
A Rafael PimentelYa la provincia todareconcentra a sus sanas hijas en las caducasavenidas, y Rut y Rebeca proclamanla novedad campestre de sus nucas.Las ...

Me Despierta Una Alondra
A José Juan Tablada.Hasta el ángulo en sombra en que, al soñar los levessueños de la mañana,funjo interinamente de árabe ...

Me Estás Vedada Tú
¿Imaginas acaso la amarguraque hay en no convivirlos episodios de tu vida pura?Me está vedado conseguir que el vientoy la llovizna sean comedidoscon ...

Memorias del Circo
A Carlos González PeñaLos circos trashumantes,de lamido perrillo enciclopédicoy desacreditados elefantes,me enseñaron la cómica ...

Mi Corazón Amerita...
A Rafael López.Mi corazón leal, se amerita en la sombra.Yo lo sacara al día, como lengua de fuegoque se saca de un ínfimo purgatorio ...

Mi Villa
Si yo jamás hubiera salido de mi villa,con una santa esposa tendría el refrigeriode conocer el mundo por un solo hemisferio.Tendría, ...

Mientras Muere la Tarde...
Noble señora de provincia: unidosen el viejo balcón que ve al poniente,hablamos tristemente, largamente,de dichas muertas y de tiempos idos.De ...

Muerta
Por débil y pequeña,oh flor de paraíso,cabías en el vérticedel corazón en fiesta que te quiso.Salíamos ...

No Me Condenes
Yo tuve, en tierra adentro, una novia muy pobre:ojos inusitados de sulfato de cobre.Llamábase María; vivía en un suburbio,y no hubo ...

Noches de Hotel
Se distraen las penas en los cuartos de hotelescon el heterogéneo concurso divertidode yanquees, sacerdotes, quincalleros infieles,niñas ...

Nuestras Vidas Son Péndulos
¿Dónde estará la niñaque en aquel lugarejouna noche de baileme habló de sus deseosde viajar, y me dijosu tedio?Gemía ...

Ofrenda Romántica
Fuensanta: las finezas del Amado,las finezas más finas,han de ser para ti menguada cosa,porque el honor a ti resulta honrado.La corona de espinas,llevándola ...

Para El Zenzontle Impávido
He vuelto a media noche a mi casa, y un cantocomo vena de agua que solloza, me acoge...Es el músico célibe, es el solista dócily experto, ...

Para Tus Dedos ágiles y Finos
Doy a los cuatro vientos los looresde tus dedos de clásica finuraque preparan el pan sin levadurapara el banquete de nuestros amores.Saben de las ...

Para Tus Pies
Hoy te contemplo en el piano, señora mía, Fuensanta,las manos sobre las teclas, en los pedales la planta,y ambiciona santamente la dicha ...

Pobrecilla Sonámbula
A Pedro de AlbaCon planta imponderablecruzas el mundo y cruzas mi conciencia,y es tu sufrido rostro como un éxtasisque se dilata en una transparencia.¡Pobrecilla ...

Poema de Vejez y de Amor
Mi vida, enferma de fastidio, gustade irse a guarecer año por añoa la casa vetustade los nobles abueloscomo a refugio en que en la paz divinade ...

Por Este Sobrio Estilo
Esta manera de esparcir su aromade azahar silencioso en mi tiniebla;esta manera de envolver en lutosu marfil y su nácar; esta únicamanera ...

Promesa
Oh novia imposible,tan casta y hermosa, tan pura y tan buena,que tarde por tardeen la muda ventana me esperasy envejeces ansiando que prontotermine mi ...

Pureza
La pasión con que te adoro es la espléndida purezade las flores del altar, es el lánguido desmayoque domina a los amantes cuando sienten ...

Que Sea para Bien
Ya no puedo dudar... Diste muerte a mi cándidaniñez, toda olorosa a sacristía, y tambiéndiste muerte al liviano chacal de mi ...

Rosa Mística
Del fondo de mi alma oscuravan hasta ti mis dolorescomo una sarta de floresen empobrecida blancura.Del ensueño a la luz pura,en capilla de colores,comulgué ...

Rumbo Al Olvido
¡Oh pobres almas nuestrasque perdieron el nidoy que van arrastradasen la falsa corriente del olvido!Y pensar que extraviamosla senda milagrosaen ...

Se Deshojaban Las Rosas
En los prados de tu huertoa la luz del pleniluniose moría cada flor;y concurriendo a una extrañacomplicidad de infortunio,en el rosal de ...

Ser Una Casta Pequeñez...
A Alfonso CraviotoFuérame dado remontar el ríode los años, y en una reconquistafeliz de mi ignorancia, ser de nuevola frente limpia ...

Si Soltera Agonizas...
Amiga que te vas:quizá no te vea más.Ante la luz de tu alma y de tu tezfui tan maravillosamente castocual si me embalsamara la vejez.Y no ...

Suiza
Para BohemioAmanece: se iluminanlos vetustos Lepontinos,los aldeanos llevan lecheen los jarros blanquecinos,y en los aires se dispersande los pájaros ...

Sus Ventanas
A Artemio de Valle-Arizpe.Sus ventanas floridas,que miran al oriente,llevan buena amistad con las aurorasque, como primicias fúlgidas, esmaltanal ...

Te Honro en El Espanto...
Ya que tu voz, como un muelle vapor, me bañay mis ojos, tributos a la eterna guadaña,por ti osan mirar de frente el ataúd;ya que tu ...

Tema II
A fuerza de quererteme he convertido, Amor,en alma en pena.¿Por qué, Fuensanta mía,si mi pasión de ayer está ya muertay ...

Tenías Un Rebozo de Seda...
(A Eduardo J. Correa)Tenías un rebozo en que lo blancoiba sobre lo gris con gentilezapara hacer a los ojos que te amabanun festejo de nieve en la ...

Tierra Mojada
Tierra mojada de las tardes líquidasen que la lluvia cuchicheay en que se reblandecen las señoritas, bajoel redoble del agua en la azotea...Tierra ...

Todo
A José D. FríasSonámbula y picante,mi voz es la gemelade la canela.Canela ultramontanae islamita,por ella mi experienciasigue de señorita.Criado ...

Transmútase Mi Alma...
Transmútase mi alma en tu presenciacomo un florecimiento,que se vuelve cosecha.Los amados espectros de mi ritopara siempre me dejan;mi alma se desazonacomo ...

Treinta y Tres
La edad del Cristo azul se me acongojaporque Mahoma me sigue tiñendoverde el espíritu y la carne roja,y los talla, el beduino y a la hurí,como ...

Tu Palabra Más Fútil...
Magdalena, conozco que te amoen que la más trivial de tus accioneses pasto para mí, como la migaes la felicidad de los gorriones.Tu palabra ...

Tu Voz Profética
¡Ay de Dios, que tu palabrame tiene embrujadael alma!mi líricaadolescenciay tu existenciagitanase dicen en la ventanacosasde amor y buenaventuraen ...

Tus Dientes
Tus dientes son el pulcro y nimio litoralpor donde acompasadas navegan las sonrisas,graduándose en los tumbos de un parco festival.Sonríes ...

Tus Hombros Son Como Un Ara
¿Qué elocuencia, desvaliday casta, hay en tu personaque en un perenne desastrea las lágrimas convida?La frente, Amor, hoy levantohasta ...

Tus Ventanas
A Artemio de Valle-ArizpeTus ventanas, con pájaros y flores,tus ventanas que miran al oriente,están esclarecidas con la graciade la aurora ...

Un Lacónico Grito...
Yo te digo: «Alma mía, tú salistecon vestido nupcial de la plomizaeternidad, como saldría una aladel nimbus que se erizade rayos; ...

Una Viajera
En mi ostracismo acerbo me alegré esta mañanacon el encuentro súbito de una hermosa paisanaque tiene un largo nombre de remota novela:la ...

Vacaciones
De tu pueblo a tu hacienda te llevabasla cabellera en libertad y el pechoguardado por cien místicas aldabas.Metías en el coche los canarios,la ...

Viaje Al Terruño
A Enrique Fernández Ledesma.INVITACIÓNDe tu magnífico trajerecogeré la basquiñacuando te llegues, o niña,al estribo ...

Y Pensar Que Pudimos...
Y pensar que extraviamosla senda milagrosaen que se hubiera abiertonuestra ilusión, como perenne rosa...Y pensar que pudimosenlazar nuestras manosy ...